Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

mejores  user  

Últimos temas
Septiembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Los miembros más etiquetados
@J A C K
 
@itzii
 
@Aegon
 
@WendyD
 
@Rawr
 
@Cinnamon23
 
@Midori
 
@L a l a
 
@GuruTlaloc
 

afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 00 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

[ONE PUNCH MAN] Sonder

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[ONE PUNCH MAN] Sonder

Mensaje por lakvo el Miér 13 Jul - 19:44



Este es el primer fanfic que escribo en un tiempo y antes de nada quería dejar claras algunas ideas porque suelo hacer las cosas muy a mi manera.
Yo puedo escribir un fanfic de un anime, pero esto no implica que vayan a aparecer nuestros amados personajes ni nada por el estilo. Simplemente "cojo prestado el universo del anime" y hago con él lo que me da la gana. Y de hecho en este veréis que no tiene que ver con One Punch Man más que por como funciona el mundo. 


Sólo me queda decir que me he dado cuenta de que esta historia podría ser autoconclusiva, aunque mi idea desde un principio ha sido alargarla (aunque los capítulos sean bastante breves). Tomaré la decisión basándome en como reaccionéis. 
Ahora ya podéis leer tranquilamente. Por fin.


Capítulo 1 - ¿Sólo soy yo?:

El vagón en el que Yūki Saikyō regresaba a casa estaba tan sólo ocupado por él mismo y su inseparable amigo Kei. Desde ahí contemplaban la puesta de Sol que teñía el firmamento de una hermosa paleta de colores.
Hoy había sido un gran día, aún a pesar de todo. Tras contar meses, semanas, días, horas, segundos… Había llegado y todo había sucedido a velocidad de vértigo, como si la espera no hubiese existido, como si el tiempo siempre hubiera corrido a esa velocidad.
Yūki tenía un sueño. Como todo el mundo. Pero había una diferencia entre él y los demás. No era más fuerte Tampoco más inteligente. Pero era lo suficientemente decidido como para no pensar en que eso “sólo era un sueño”. Había oído eso tantas veces que podría incluso haberlo pensado él mismo. Él también podría haber abandonado su sueño a la misma edad que sus amigos cuando “maduraron”. Porque en eso consiste madurar, ¿no?, convertirte en alguien realista, aceptar las responsabilidades que vienen del resto del mundo…
Pero Yūki tenía otro orden de prioridades. No quería estudiar para tener un buen trabajo. No quería ser condescendiente y hacer cosas que no le gustaban por personas que no le caían bien. No quería casarse, tener hijos y enseñarles a querer lo que no quieren como él lo había hecho antes. Yūki, a diferencia de la gente normal, sólo pensaba en hacer lo que quería. En la gente que le caía bien. En el sueño que deseaba cumplir.
Yūki Saikyō era un echado a perder.

Pero tras tantos años, había llegado el momento de convertirse en lo que tanto deseaba ser. 

Esta mañana Yūki se había levantado con una idea muy clara. Hoy se iba a convertir en un superhéroe. 
Podía verse a sí mismo, tras haber salvado su ciudad, observándola desde el mirador en las afueras y, mientras, una brisa victoriosa ondeaba orgullosamente su heroica capa.
Todos los entrenamientos, día tras día, a solas, mientras recorría un camino demasiado largo como para pensar que realmente tendría un final, desembocaban en el momento en el que llegó al edificio en el que tendría lugar su examen. 
Ahí pudo ver mucha gente con su mismo sueño y mucho más pintoresca que él. Al verse en esa situación se fijó en sus ropas y se reencontró con la verdad de que, sin esa llamativa capa roja, simplemente parecía vestir ropa deportiva.
Y aún a pesar de los nervios, las dudas que surgen justo antes de hacer algo que significa tanto para uno mismo y el aspecto intimidante de otros aspirantes a héroes, nadie podría dudar que el joven Yūki dio todo su esfuerzo y sudó hasta la última gota de sudor que podía dar su cuerpo para poder llegar al final de su largo camino.

Y el resultado no lo pudo creer.

— Es increíble — murmuró con los ojos perdidos en el crepúsculo —…

Su amigo le miró. Se fijó en que las manos le habían dejado de temblar poco después de haber recibido su calificación, pero su interior seguía agitado. Y tras ver el resultado de lo que había hecho, quizá hubiera pasado algo más que solo eso dentro de él.

— Tantos años entrenando… Para esto.
— Yūki…
— ¿Qué soy?, esto es lo único que quiero hacer en mi vida, y resulta que soy un completo inútil.
— No, oye…
— Yo… — con la cabeza inclinada, miró sus manos como si ellas sostuvieran su propia alma — ¿Yo sólo soy yo?
— ¡Yūki!

El grito de su amigo sobresaltó al joven, que se olvidó por un instante de toda la tristeza que asolaba su corazón.

— ¡Eres un héroe! — dijo poniéndose de pie, ante su amigo, y sujetó su cabeza con las dos manos —, ¿un héroe de rango C?, ¡qué más da el rango que tengas!, ¡ese era tu sueño!, ¡ahí está!, ¡cumplido! — lo soltó y ambos se relajaron —. Ya eres todo lo que siempre has querido ser, ahora haz todo lo que siempre has querido hacer.

Al final de su camino Yūki Saikyō sólo se encontró con el comienzo de otro.
lakvo
avatar
New User
Mensajes :
9

Fecha de inscripción :
28/06/2016

Zeny :
14

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.